Solamente, en México, si señores solamente en nuestro glorioso país, donde los impuestos suben cada vez más, el sueldo de los burócratas no cambia y los pobres siguen siendo más numerosos y más pobres, nos podemos dar el lujo de tener secuestros en la modalidad terrorista.

Ayer fue la “prueba” de los SWAT de Mexicalpan, ahí se vio la clase de cuerpo de seguridad para responder ante un posible atentado, perpetrado por un… simple fanático religioso… eso si, armado hasta los dientes con una biblia, que el mismísimo Rambo envidiaría.

Yo no se ustedes, pero ayer me la pase riéndome a carcajadas viendo el noticiero con López Doriga, muchos creyeron que veía un programa de chistes o algo por el estilo, pero no, es increíble que un simple pastor (boliviano, pero radicado en México hace un tiempo), en su “avión” (literalmente), se pusiera hablar sobre capítulos de las sagradas escrituras a una aburrida tripulación, y ya entrados en gasto, por que no hablar con el presidente Calderón para leerle algunos pasajes bíblicos.

JUMEX DE CHABACANO

Digo por que si a esas vamos en los camiones sube cada pastor (a muchos ni se les entiende) a platicarnos aunque no queramos un poco de la palabra del señor, que bien podríamos ponernos histéricos y hacerla de Máxima Velocidad.

En fin, fallaron los servicios de seguridad??? No lo creo, es solo que fallo algo muy importante, sentido común, es increíbles que se haya logrado una histeria colectiva por 2 simples latas de Jumex y una biblia, aclaro, entiendo que los pasajeros haya pasado el susto de su vida, si en algún momento no entendieron la situación.

No me quiero imaginar, lo que pensaron los demás países de nosotros (alguno le valdrá madres, igual que a mi), pero si suena hasta ridículo que un pobre sujeto ya sea fanático (que para colmo vivió en Oaxaca) en exceso, andaba drogo, o de plano carece de sus facultades mentales, nos haya hecho ser el hazme reír. Aunque esos si, como fieles a nuestro sentido de paz que tenemos en el país, todo paso de ser un susto a un comentario de humor que quedara ahí en la historia de nuestro país.

Y pensar que lo más chistoso de la semana seria esto.